errores diseño web

Los errores que tu página no debe tener

Para una empresa su página web es un escaparate. Muchos de los visitantes quizá la conozcan por primera vez visitando su web, así que la forma en la que la empresa se presenta quedará grabada como la primera impresión que su público tiene de ella. El estilo de la página y su facilidad de navegación dicen mucho más de lo que se supone. Al final, nuestra experiencia en su página nos dejará un sentimiento de confianza o de desconfianza en esa empresa.

Por eso hay que cuidar el diseño de la web para no tener el resultado opuesto a lo esperado, algo que muchas Pymes no hacen. Vamos a ver los errores más comunes que se pueden encontrar.

Llamada a la acción

lingscars-com_Primero de todo queremos que preguntarnos qué queremos que haga el visitante en nuestra web. ¿Que nos contacte? ¿Que nos deje su email para que podamos enviarle informaciones sobre nuestra actividad? ¿Que compre algo? El diseño es lo que permite que la mayoría de los visitantes hagan de forma natural lo que esperamos de ellos. La “llamada a la acción”, call to action en inglés, es una invitación al visitante a que haga algo. Esta tiene que estar presente en todas las páginas para que el visitante siempre sepa por que está visitando la web.

La falta de llamada a la acción es tan mala como tener una multitud de llamadas que acaban confundiendo y no dejan claro el objetivo.

El contacto

Algo más que no puede faltar es una forma de comunicarse con la empresa. Sea un teléfono, un email o un formulario de contacto, siempre el visitante debe poder preguntar algo, solicitar presupuestos, aclarar dudas. Una falta así es la mejor manera de generar desconfianza.

Usabilidad

Ya tenemos llamada a la acción y formulario de contacto, pero nuestros visitantes ¿pueden encontrar toda la información que buscan con facilidad?

Hay sitios web que tienen un diseño muy malo que confunde al visitante, como por ejemplo la de arriba, pero también páginas con un diseño super bonito al que se ha dado mucha más importancia que al hecho de que sea efectivo. Un ejemplo de esto es la web de la empresa Lorente & Cuenca en la que cuesta mucho encontrar las informaciones, aunque tenga una gráfica bonita.

No solo hay que diseñar una web para que se entienda donde hacer clic para encontrar lo que se busca, sino que además la información no tiene que estar a muchos clic de ninguna página de la web. Es decir que todo tendría que estar a un clic de cualquier otra página.

Ya tengo catalogo

Otro error bastante común es pensar que la web sea un duplicado de un catalogo físico.  Lo peor de la pesadilla es cuando el cliente pide que se incorpore un documento PDF como página de su sitio.

Y en el móvil ¿qué?

La mayoría de los usuarios ya navega con el móvil, así que optimizar la web para que sea adaptativa ya no es una opción, sino una obligación. Además Google penaliza desde hace años los sitios no adaptativos en los resultados de su búsqueda. Por no hablar de webs que siguen usando Flash, una tecnología obsoleta que no funciona en móviles.

No entiendo nada de informática

Y finalmente hay que acordarse que algo hecho por un profesional y algo hecho por un aficionado no tienen el mismo resultado. Una web que parece poco profesional dejará la idea de que también lo sea la empresa. Una empresa siempre tendría que contratar a alguien que sepa lo que hace y sobre todo que sepa asesorar. El cliente siempre tiene la última palabra pero habría que tener en cuenta los consejos de quien hace del diseño web su profesión.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest