¿Y con la tipografía qué tal?

Hace ya un tiempo que lo de las páginas web con Arial, Verdana o los horrorosos Times New Roman y Comic Sans se acabó. Sin embargo se encuentran todavía páginas que hieren los ojos con textos escritos con uno de estos tipos de letras.

Hay que poner punto final a estos tipos de letras y enterrarlos de una vez por todas. Desde que llegó el estándar CSS3 se ha popularizado el @font-face con el podemos establecer el tipo de letra que queremos usar en nuestra web, sin preocuparnos que los usuarios lo tengan instalado en su ordenador.

Gracias al CSS3, la tipografía ya es un elemento del diseño y se puede elegir libremente para que contribuya a crear la imagen que deseamos transmitir. Bueno, pero ¿donde encontrar tipos de letras alternativos? Hay dos maneras de hacerlo: primero incorporar una tipografía desde un recurso on-line como por ejemplo Google Fonts, que además de tener un catálogo muy amplio es gratuito. No tendremos que descargar nada, sino que solo hará falta poner un enlace en nuestra página y usar la fuente en nuestra hoja de estilo.

La segunda manera que tenemos para personalizar la tipografía de nuestra web, es descargar un tipo de letra que nos guste desde una web de fuentes gratuitas, como por ejemplo Dafont, y luego crear el webfont kit con el webfont generator  de Fontsquirrel. Las instrucciones para incluir vuestra fuente en la hoja de estilo de vuestra página web están aquí.

Pues si tenéis una web con Comic Sans, ¡a trabajar!